jueves, 15 de abril de 2010

LA REVIRÁ



En esta mano me despedí de las trabajaderas del misteriazo de la Bofetá por este año. Se disfrutó y trabajño de lo lindo este año, pero esta vuelta es inconmensurable. Juzguen ustedes.

LA VETERANÍA (Fotos Vicente)




Hoy me han llegado, entre otras, estas dos fotos del Jueves Santo pasado (2010). Realmente me han movido el sentimiento, y es que tener la oportunidad, para un simple guayabo debajo de los pasos como yo, de hacerse una fotografía con dos auténticos veteranos del costal, tras la corría del Jueves Santo es un auténtico Honor.

Señores como estos son los que hacen que uno se sienta costalero del Rosario, porque el sentimiento costalero que ellos tienen, unido al de auténticos emblemas de estos pasos como son Tito, PEpe Jaén, Seba, Váquez, Nono, Piojo.... y seguro que se me olvidan muchos, decía que el sentimiento de estos señores va muchísimo más allá del mijitismo costaleril al que mi generación, Gracias a Dios y para mejorar cada día más, nos hemos aferrado.

Estos señores se sienten costaleros por los cuatro costaos, pero sobre todo HERMANOS COSTALEROS.

Vicente, el Costalero más pequeño, calza todavía el costal debido a que acaba de posar a la Señora en su descanso de un año, tras pasearla como solo Ella se merece y como solo él sabe entregarse por entero. Si no me equivoco, Vicente, más de 25 años atesoran la experiencia de este veterano de guerra.

Como veterano también es Manolo, el otro costalero que me acompaña y con el que además, este año he tenido el placer de compartir palo. Este señor, que se había retirado, vuelve a los pasos, bueno, a su paso, cuando sus dos hijos, gemelos ellos, Manuel y César, entran a formar parte de esta cuadrilla, resulta que era un año nada más y ya va el tío por dos. Encontrarse arropado por una familia entera en momentos del recorrido es cuando menos curioso y muy enriquecedor. No viviré, seguramente, esta situación con mis hijos... por edad.

Gracias señores por ser el germen , hace treinta añitos de nada, de los Costaleros de Linares y sobre todo de los costaleros del Rosario.

Gracias por amar profundamente a vuestra hermandad, que es la mia.

Gracias por enseñarnos a más de uno cuál es la esencia de todo esto y el por qué se mete uno en los pasos, lecciones de humildad, compañerismo, sacrificio, esfuerzo y dedicación,como las dais vosotros rondando el medio siglo (aunque os conservéis muy bien mamoncetes)nos hacen cada vez más falta.

Gracias todos, los que salis y no salís en las fotos, por hacer que gente como yo, desde pequeños, soñara compartir con vosotros siquiera una chicotá... a mi me habéis regalado 15 años.

Para el comentario de un compañero en otra entrada. Si, el zanco izquierdo al que se le llama en el video el TITO.

¡¡¡VIVA LA VIRGEN DEL ROSARIO!!!