martes, 24 de enero de 2012

LOS ESTUDIANTES, LA CUADRILLA DEL TESÓN, LA ESPERANZA Y EL ANDAR

El sábado también empezó el trabajo para esta cuadrilla de auténticos enamorados del costal. Nos queda mucho, mucho por aprender, mucho por trabajar, mucho por conseguir, pero esta cuadrilla da gusto verla y mandarla. Es cierto que no están todos los que son y no son todos los que están, pero en una cuadrilla en su segundo año, en Linares, calzando 39 hombres el paso tuvimos la gracia de que se presentaran 27 costaleros, entre los del año pasado y los que se han incorporado nuevos. Empezó el ensayo,. lógicamente, tarde tras la igualá, y el paso algo nervioso en su andar, fruto del ímpetu de esta cuadrilla que no se estrenó en la calle como deseaban y que está por descubrir, pero está claro, en mi opinión, que es una cuadrilla que sabe trabajar los pasos. Personalmente me dio mucha alegría encontrar a conocidos y amigos que nos vinieron a ver, no se si por la falta de ensayos todavía en Linares o por interés en nuestro trabajo, me consta que hay algo de lo primero y mucho de los segundo, y eso se agradece desde primera hora. ensayo cortito, por un pequeño desajuste técnico que nos obligaba a arriar desde muy arriba, eso quema al costalero y de qué manera, por lo que decidimos que el ensayo, aunque intense, fuera corto. El paso se templó a eso de la media hora en la calle y comenzó a coger su son, algo dignísimo de alabar a una cuadrilla que lleva un año sin trabajar un paso juntos, que no salió a la calle y que solo en media hora supo acondicionarse, trabajar, dar el do de pecho y todo esto sin chistar una sola palabra. Un pequeño retazo del trabajo de este sábado lo tienen en este vídeo del amigo Salva Porcel. Mucho nos queda por trabajar, pero la ilusión está intacta. El próximo dia 5 de febreor, a las 10:30 de la mañana hay nueva cita con esta pasión del costal que recoge el Señor de la buena Muerte en la amplitud de sus brazos en la cruz. Obviamente las puertas de esta cuadrilla están abiertas a todo el mundo que quiera formar parte de este grupo de benditos locos con una afición común y una devoción sin mesura al Señor.

6 comentarios:

ruben rodriguez dijo...

los de la primera van muy mal igualaos.van mirando hacia abajo.y las levantas se va el paso hacia atras

Agustin dijo...

Amigo Rubén, te agradezco tu perspicaz comentario y te contesto al mismo, ya que las deducciones que haces creo no son correctas.

Si tuvieras un poco más de interés sabrías por qué ocurren estas dos circunstancias que bian has observado y directamente proclamado en este comentario que, como muchos de los que intentan hacerlo, van directamente a hacer daño.

Te explico:

La primera, a mi parecer, no va mal igualada, claro que no soy un erudito, y está claro que puedo equivocarme, pero la postura de estos costaleros con la cabeza hacia adelante no se debe a la mala igualá, se debe a la sustitución de la primera trabajadera de la parihuela de ensayo, ya que en anteriores años se decidió mutilarla hacia adentro para colocar en la corriente al más alto del paso, algo que nunca entenderé. LA hermandad el Prendimiento, gentilmente, nos ha cedido una trabajadera del antiguo paso de ensayo, visiblemente más gruesa que la sustituida y, por un error que cualquiera puede cometer, mal colocada, dejando un escalón incomodísimo para el costalero y que le impedía pegar la cabeza al palo convenientemente.

La segunda, efectivamente el paso se va hacia atrás, y si estuvistes en el ensayo y sabes un poquito de esto sabrás el por qué. Debido a que no pudimos utilizar los zanquillos o suplementeos de los zancos que usábamos el año pasado y que suben la arriá (la altura vamos) del paso 12 cm. lo justo para que los pasos no se vayan hacia atrás. El pasado ensayo, al no poder utilizar esos suplementeo la arriá era muy baja, excesivamente diria yo, por lo que obligaba en demasía al costalero a humillar o a levantar desde muy abajo, este esfuerzo desde tan abajo provoca que el paso se fuera hacia atrás, algo que se fue corrigiendo gracias al tesón y esfuerzo de los costaleros.

estas dos circunstancias, obviamente observadas por los capataces y comentadas con la hermandad, estarán subsanadas para el ensayo de este domingo a las 10:30.

Gracias por venir y por resaltar nuestros defectos, a ver si alguna vez resaltáis virtudes y si resaltáis defectos decid el por qué de las cosas, si lo sabéis claro, cosa que sinceramente dudo.

Al menos has puesto tu nombre y te has identificado para poder contestarte. Gracias por esto.

Te invito además a que compartas trabajadera con nosotros, verás como se ven los toros de otra manera.

Un afectuoso saludo

ruben rodriguez dijo...

pues referente a lo que me has explicao sobre lo de la primera trabajadera,si fueras un capataz responsable no deberias de haber ensayao en esas condiciones porque lo unico que puedes conseguir es cargarte a la gente de la primera por no ir con una postura correcta y referente a lo de la arria te digo mas de lo mismo. asique jamas voy a probar suerte en un lugar donde no se cuida bien al costalero, ademas de que no soy de linares claro esta

Agustin dijo...

Pues me parece muy bien, pero me extraña y sobre todo me soprende que alguien que ni me conoce ni ha trabajado conmigo nunca, además siendo de fuera de Linares, me tache de lo que usted, amigo Rubén, me tacha.

Precisamente yo cuido siempre de mis hombres al máximo, precisamente por venir y pertenecer al mundo de abajo, como se también que hay circunstancias que los costaleros, si lo somos de verdad, afrontamos con valentía y con trabajo, obviamente no se si es su caso, pero le aseguro que todos ejercieron su oficio de costalero como lo que son, de una categoría inconmensurable.

El cuidado del costalero es una máxima en mi diario de trabajo, si bien comprendo ciertas situaciones, y tampoco estamos para perder el tiempo ninguno de nosotros. Seguramente en el día a día de cualquiera de nosotros haya situaciones o posturas que puedan provocarnos una lesion peor que estas dos circunstancias de las que le hablo y que me consta que están solucionadas, pero claro, es demasiado fácil tomar, como usted, la calle de en medio.

Obviamente, para evitar forzar más de la cuenta, el ensayo se vio sensiblemente acortado por las dos circunstancias que le indico.

Finalizaré diciéndole que antes de criticar hay que conocer, agradezco su opinión pero permítame decirle que no me sirve de nada.

Utilizaré un frase de Pepe Ariza (no se si lo conoce) cuando dice, "no tengo por qué darte una explicación pero te la voy a dar". Yo se la he dado, ahora usted la acepta o no, pero eso, como dide Pepe, "es lo que hay". Si decide unirse al carro hágalo que será bien recibido (ojo, que los pasos pesan y esta corría es de mármol a mármol, no se me lleve a engaño, que muchas veces hay muchos costaleros que nos creemos que vamos de camping a los pasos, si no, le ruego se abstenga de volcar estos comentarios sin conocimiento y sobre todo sin fundamento.

Muchas gracias

ruben rodriguez dijo...

agustin perdona mi ignorancia, pero quisiera hacerte otra preguntilla,en vuestro pueblo teneis costumbre de ensayar con tan pokita gente o es algo puntual? los demas pasos tambien ensayan asi? te lo pregunto porque nunca he visto un ensayo en linares. y por lo demas suerte y poco a poco iras haciendote un sitio como capataz en cuanto pulas algunas cositas.

Agustin dijo...

Gracias Rubén. todos, absolutamente todos los días se aprende en este maravilloso oficio.

Pues desgraciadamente es un tónica muy normal los ensayos cortitos de gente, aunque este, comparado con otros, no podríamos decir que fue corto, 27 hombres de 39 es más que aceptable en un primer ensayo en Linares.

Para tu información hace no muchos años Linares sufrió un crisis de costaleros que te resumo en un ejemplo vivido personalmente. Este año es mi 17º bajo el misterio del Prendimiento de la ciudad y en la igualá de este año es la primera vez que se ha igualado el paso entero, si bien llevamos, gracias a Dios varios años incluso con relevos.

Mis primeros años fueron corrías de mármol a mármol y con gente de menos, haciendo cambios y todo... en fin cosas que vamos superando.

Esta hermandad que ves, cuando yo asumí el martillo el año pasado contaba confirmados con 12 costaleros y conseguimos completar hasta 37. seguimos trabajando en ello pero como muestra el año pasado en la igualá estaban 21, este año 27 y con ausencias justificadas. Trabajamos y muy duro para conseguir objetivos.