jueves, 6 de octubre de 2011

SANO Y TRANQUILO


Sabes Señor que andaba yo en conflicto interno conmigo mismo desde hace varios meses. Sabes, igual que yo, que lo de aquel día no fue solo un susto, y sabes, Señor, que me encomendé a ti desde el mismisimo momento en que me ocurrió.

Siguiendo con mi contínua comparación del mundo del costal con el taurino, sabes que el año pasado me dieron una corná, no muy profunda, pero de aquellas que dan por saco hasta que no se le echa cuentas.

ensayo en Linares, con el Prendimiento, ensayazo, en el que iba el paso como debía ir, era de los últimos ensayos, el del besapié del Señor, y el paso avanzaba por la calle de la carrera oficial con paso firme, sorteando el constante ruido de los pitidos de los tolerantes.

Termina el paso un marcha, como rematando una tanda con media abelmontada y arria, justo ahí, al perderle la cara al toro, este se arranca y le da a uno un una voltereta sin conse cuencias, aperentemente.

Un par de chicotás fuera para coger aire y que se le olvide a uno el revolcón, un pinchazo infame a la altura de la rodilla que no permite apoyarla en condiciones. "Feo, no tiene buena pinta" se escucha algún taurino en el tendido, mientras el que les habla le quita inportancia porque realmente no la tiene.

Pero el susto está ahi, el "puntazo" persiste, y duele como la madre que lo parió. Se llega a verle a Él, y cuando llega el momento esperado del encuentro sabes, Señor, lo que te dije a los ojos.

Pasa el tiempo y la "corná" aunque sin importancia, sigue haciéndose notar cuando menos te la espera, y persiste el pinchacito en la rodilla. Pasa la Semana Santa, pasa nuestra particular temporá, en blanco, sin más gloria que la de contemplarte y reflexionar en el interior de los templos, y tras "torear un festival" en el barrio de Santa Cruz, allá por mayo, personalmente doy la "temporada por finalizada".

Y toca ir al médico, con más miedo que antes de sacar los caballos va uno como al matadero, inspección de la rodilla "corneada" dolor, pinchazos y algún "cagonlamar..." por lo bajini.

"Agustín, te vas a hacer una resonancia porque parece algo de ligamentos". Mala cosa, pensé en el momento, esto puede ser lo que no quiere uno, irse de esto.

Y hoy ha acabado todo, hoy ÉL ha decidido de nuevo, hoy ÉL ha permitido que siga siendo su instrumento, incomprendido por muchos, pero respetado por la que personalmente me interesa que me respete, la que esta mañana, sin yo decirle nada, en vez de irse a dormir después de una noche de guardia se ha venido conmigo al médico para pasar el trance y escuchar de su boca que no hay nada estructural interesado, la corná o el golpe o el tironcillo, como queramos llamarlo, es solo eso, un leve trastornio que me tendrá el próximo mes con una leve convalecencia, para en noviembre empezar a entrenar, y volver la temporada que viene como le gusta a un amigo mio que vuelva cada año, con la ilusión de un novillero que debuta en la maestranza.

Si Él lo quiere seguiré siendo su instrumento durante muchos años, solo si él lo quiere, seguiré caminando con Él hacia el Calvario, mostrando como es abofeteado, Prendido, trae la cruz desde Triana o duerme muerto en los salesianos. ¿Qué más da que la caale por la que paso con Él se llame Sierpes o Rosario?, qué más da que Él, con su Bendita Madre, resida en la añeja San Lorenzo, al lado de Dios hecho madera, en Triana, en el convento de la Trinidad o en San Agustín? ¿que más da, si Él quiere que siga siendo parte de esta bendita locura, si Él quiere que me acerque a acariciar el único nexo de unión que tenemos debajo, que el el tornillo que le ata a nuestros pies y que lo pasea por Andalucía?.

Es curioso, pero me malicio que algo ha tenido que ver Ella, por algo mañana es su santo....

5 comentarios:

Jaime Galán dijo...

Me alegro de que finalmente no sea nada, cuidate y ¡¡al toro¡¡

jose a moreno dijo...

me alegro agustin,hasta que ellos quieran.fuerte parriba

Berna Culpián Arias dijo...

aprovecha ese tiempo de reposo y dale fuerzas pa lo k ya mismo llega...un abrazo fuerte y mucho animoooo

JUAN dijo...

Pues amigo Agustín no sabes lo que me alegro de que sea sólo eso, como dice Jaime cuidate que ya mismo empieza lo que más nos gusta.

Agustin dijo...

Gracias a todos por los ánimos, si Ellos quieren nos veremos muchos años en las Bodegas de la Gloria