jueves, 10 de abril de 2014

TAN CERCA Y TAN LEJOS...

Falta únicamente una semana, en una semana todo llegará, todo el anhelo de un año se hará realidad en la rampa de San Agustín, esa que desde el sábado transitan nerviosos nuestros pasos como midiendo el tiempo de espera de la cofradía. Algunos como yo no paramos de "mirar parriba" otros se engorilan, otros dedican ya su Estación de Penitencia particular.... prisas, preparativos y nervios preparando la cofradía que si Ellos quieren saldrá a las calles de Linares a bendecir a su pueblo. solo encuentro refugio en Él, en mi Cristo del Prendimiento, ese que me hizo costalero, ese al que me aferro en la dificultad y ese al que le agradezco lo más maravillosos de la vida que son mi mujer, mi familia y mis amigos, esos de verdad que no te dan ojana porque si y te dicen las cosas a la cara.
Siempre digo que me hace mucha falta verlo en la calle, disfrutar de Él, pero este año tiene connotaciones especiales. Él sabe por qué, necesito pedirle perdón a mi manera, necesito plantarme delante de Él y que "me ponga las pilas2 como solo sabe hacerlo ÉL. Necesito darle las gracias, rogarle por los mios, y por los que no son mios...
...Y necesito volver a ver el sol reflejado en su cara, y necesito verlo avanzar valiente por Julio burell de salida, tirando de la cofradía para dejarle sitio a su Madre, a esa Madre de Dios que reluce como el sol y la luz que es...
Y necesito verlo meterse por Espartero y bajar por Viriato hasta San Francisco, a decirle al Señor del Nazareno que está todo bien en su pueblo, que lo esperan esta noche, cuando él ya duerma en San Agustín y haya removido el alma de Linares no sin antes salidar "a esa Esperanza Guapa" que vive en San Francisco; y embocar la calle San Francisco y pasar de nuevo por Rosario, alli donde se le quiere y se le respeta como en casa de Lázaro, allí donde reina como Dios que es, allí donde rozará el paso de los siglos y se alzará vencedor sobre la antigua Cástulo...
Y más alante, ya de noche, lo sentenciaran a muerte como desde el año 27, y ya condenado a la cruz pasará de regreso a casa por Carrera Oficial para mostrarse al pueblo en todo su esplendor que no dejará mientras sube por José Antonio o Corredera para embocar ya de nuevo el puerto de Julio Burell. Allá al fondo se verá de nuevo San Agustín, pero Él estará un ratito más con su pueblo... Este año necesito verte Señor, este año que vuelves a la sencillez del liso que te cubrió durante tantos años, este año que sales valiente para decirle a Linares que no le tenga miedo a nada ni a nadie, este año que por fin cumples otro sueño de locura de una tarde de lunaes santo por el tardón, con el capataz del cielo y tu hermano Soberano arremolinando izquierdos por Triana... Este año Señor, en una semana, volveremos a navegar junto si tu quieres por el mar de la Fe de Linares , Andalucía, España y el mundo entero porque yo Señor solo espero ya ese paseo juntos en la tarde del Jueves Santo, charlando de nuestras cosas y dándole la vuelta al alma como solo tú sabes hacerlo. En una semanana Señor... solo en una semana...